La Ruta del Agua es una ruta ideal para ser recorrida en bicicleta y en familia, es de nivel medio, pero siempre se puede hacer a pie los tramos de mayor dificultad y disfrutar de las maravillosas vistas que nos ofrecen sus miradores. Es prácticamente plana excepto un par de subidas de no más de 5 minutos a pie. Es apta para niños de todas las edades y si no quieren pedalear, podréis disfrutar igualmente del día alquilando carritos o sillas que se  pueden acoplar a vuestras bicicletas.

Además ofrecemos el servicio de recogida al final del tramo restringido, por si estás cansado; aunque si lo prefieres, puedes completar la ruta y regresar al punto de encuentro, en la caseta de información, haciendo el camino a la inversa o una ruta circular subiendo el temido “scalextric” una vez llegas al restaurante La Cantina. Esta última opción consta de 22 kilómetros aproximadamente, de los que la mayor parte es bajada después del esfuerzo de la famosa subida.

Lo que encontrarás

El recorrido comienza cerca del parque periurbano El Gergal, verás uno de los parajes más bellos y desconocidos de Andalucía. Por la Ruta del Agua fluyen las riveras de Huelva y Cala y en cuyos cauces se ubican los embalses de El Gergal y Cala, además del contraembalse de Guillena que abastecen de energía y agua potable a Sevilla y su área metropolitana.
Su camino está lleno de tesoros naturales y sorpresas, en el que puede encontrar antiguas estaciones de ferrocarril, embalses, aldeas cortijos, lagos, restos prehistóricos e incluso un palacio, como es el palacio de Parladé, una construcción que data del siglo XIX, pero que se inspira en un castillo medieval.

Ruta del agua

La Ruta del Agua es una auténtica aventura natural por las primeras estribaciones de Sierra Morena. A tan solo 20 kilómetros de Sevilla, el municipio de Guillena propone a visitantes, amantes de la naturaleza y vecinos de pueblos cercanos una opción turística única.

En concreto, destaca uno de sus tramos de mayor interés ecológico. Se trata de una ruta de 14 kilómetros homologada por la Federación Andaluza de Montañismo como sendero PR-A218. Este camino está delimitado como tramo restringido, es decir, solo se puede recorrer a pie, en bicicleta, o a caballo. Debido a estas circunstancias y los paisajes que atraviesa, es un camino perfecto para una jornada de cicloturismo y amantes de la naturaleza.

Ruta del agua
Entrada tramo restringido, Caseta Refugio de Refugio de Mirador de Mirador de Mirador de Mirador de Mirador de Mirador de La Picota, km 13,3 Mirador de La Confluencia, km 13,5 La Cantina, km 15

Entrada tramo restringido, Caseta

Aquí comienza el tramo restringido de la Ruta del Agua, por delante tienes unos 14 kms de sendero. En la caseta de madera podrás recoger y entregar las bicis, además tenemos una zona amplia para parking donde puedes dejar tu coche

Refugio de "Catalobos", km 3,4

Refugio de "Los Cazurros", km 5,6

Mirador de "La Lapa", km 6,2

Mirador de "El Montón de Trigo", km 7,9

Mirador de "La Solana Recio", km 8,8

Mirador de "Estación de la Gergal", km 9,4

Mirador de "Cerro Romero", km 11,6

Mirador de La Picota, km 13,3

Mirador de La Confluencia, km 13,5

La Cantina, km 15

La flora y fauna autóctona hacen de este lugar un museo natural en el que quedarás fascinado ante la variedad de especies, riqueza de colorido, sonidos y aromas.

La Ruta del Agua dispone de las infraestructuras necesarias a lo largo del trayecto, que facilitan la realización de la misma, hay zonas de descanso, donde se han instalado refugios, miradores, merenderos, y señales informativas. Además cuenta con un restaurante, La Cantina, donde puedes degustar platos típicos de la zona elaborados con carnes de caza, setas o de cerdo ibérico.

Otros caminos

Además de la Ruta del Agua, Guillena ofrece otras opciones para los amantes del deporte y las rutas por la naturaleza. La primera etapa del Camino de Santiago es una de ellas, aunque se recomienda no hacerla en meses de altas temperaturas. En total, son 23 kilómetros que comienzan en la Catedral de Sevilla, transcurre por la avenida de la Constitución, el paseo del Guadalquivir y el puente de Triana y continúa hasta Camas. Desde aquí hay que continuar hasta llegar a Santiponce, a cuya salida se ofrecen dos opciones: caminar en paralelo a las vías del tren o desviarse a la vía de servicio hasta llegar a arroyo de los Molinos. Un camino de tierra lleva, finalmente, a Guillena, el final del trayecto.

El sendero «Camino de los Muertos», que pasa por la zona oeste del municipio y tarda en recorrerse unas cuatro horas a pie, con dificultad baja, es otra de las rutas destacadas para disfrutar de la bicicleta.

El sendero de Las Pajanosas hasta El Garrobo, de unos 12 kilómetros, transcurre por paisajes de abundante vegetación y es idóneo para quien quiera adentrarse en un paraje natural y tranquilo.

Los senderos de «Los pinos del Gergal» y el conocido como «Camino de la Vía del tren» completan el listado de opciones que ofrece Guillena.

Ofrecemos la opción de hacer rutas guiadas a grupos para exprimir al máximo una jornada de cicloturismo en contacto con la naturaleza.